Cuándo hacer una consulta

No existe un momento idóneo, preestablecido,  para hacer una consulta al Tarot. No me estoy refiriendo al horario de atención sino en el momento en el que se debe hacer una consulta, ya que es tu propio ser quien te indica la necesidad de hacerlo.

El Tarot puede ayudarte a encontrar las respuestas que andabas buscando, a orientarte en algún tema que está bloqueando tu energía, aportando ideas, sugerencias y aspectos que escapan a tu entendimiento, que pueden ofrecerte la clave para reaccionar, decidir y actuar en tu vida personal.

Es recomendable hacer una consulta cuando sientes que no eres capaz de encontrar una salida a la difícil situación en la que te encuentras. Cuando estás ante una complicada decisión que puede cambiar radicalmente el rumbo de tu vida, y no eres capaz de encontrar los pros y los contra que te indiquen cuál es el camino que debes tomar.

Cuando crees que tus dudas e inseguridades están mermando tu calidad de vida, porque no te dejan disfrutar de todo lo que tienes, ya que estás pensando constantemente en lo que sufrirías si lo perdieras o en otros supuestos que se alejan de la realidad pero que absorben por entero tus pensamientos.

Puedes hacer una consulta cuando te sientas preparado o preparada para ello. No tienes que verte en la obligación de hacerlo, ni planteártelo como algo molesto o de lo que avergonzarse. Es tu elección y solo tú sabrás cuando es el mejor momento para realizar una consulta.

También es recomendable que no te obsesiones con el tema. Si algo te impide descolgar el teléfono, contactar con tu tarotista y realizar tu consulta, igual es que no es el mejor momento para hacerlo.

consultar tarotDel mismo modo, tienes que ser responsable, consecuente y racional. El Tarot es una ayuda, un guía, una orientación,  pero no es el responsable de tus decisiones. Eso depende de ti. No quieras recurrir al Tarot para cualquier situación de tu vida. No sería sensato ni productivo.

Tienes que aprender a conocerte, a desarrollarte y evolucionar por tus propios medios, que el Tarot puede ayudarte a descubrir. Pero no es conveniente que entiendas que el Tarot es un medio al que recurrir ante cualquier atisbo de duda.

Evidentemente, no vas a hacer una consulta al Tarot cuando no sepas qué zapatos ponerte o dónde es mejor que pases las vacaciones, si en la playa o en la montaña.

Debes confiar en tu intuición y, por supuesto, en ti mismo, porque puedes encontrar la solución en el fondo de tu corazón y el Tarot puede ayudarte a que llegues a ese rincón, que a veces está escondido por los temores, los prejuicios, las preocupaciones, las cargas del pasado, etc.

Escucha tu interior y sabrás cuándo hacer una consulta al Tarot va a proporcionarte esa respuesta perdida, esa dirección escondida, esa propuesta que te oriente para obtener un beneficio.